Blue Wind Elopement

Editorial

Marina y Alex nos transportaron a una atmósfera idílica, un lugar que rebosaba magia en cada uno de sus rincones, cuidado al más mínimo detalle y de una arquitectura que ensordecía cada uno de los sentidos.

Muchos dirían que el mar y el viento estaban cabreados, no más lejos de la realidad, dos protagonistas indispensables que  jugueteaban como niños haciendo que la velada cobrara encanto y distinción.

El azul nos bañaba en su profundidad, una sensación de calma y serenidad contrapesaba los nervios por lo preparativos, pero lo cierto es que todo fluyó con una naturalidad palpable en cada foto.

Agradecer a todo el equipo por este excepcional trabajo:

Lugar: TikiTano Beach Restaurant & Lounge (Estepona)

Organización: Veronica Veladez, Vows Events Planning (Marbella)

Ramo: Holland Flowers

Vestido: Sonia Troyano Choice

Maquillaje: Lena Tanevska  y Maria Aranda

Modelos: Marina LlorcaAlex , Eliza y Noelia

Video: Essential Films

 

Reflejos de una boda – Ana y Antonio

Boda

No fue un día como otro cualquiera, la tensión se palpaba en el ambiente.

Lágrimas fugaces allanaban el camino a la felicidad, miradas entre madre e hija que sellaban un orgullo palpable para cualquier observador.

No puedo imaginar la felicidad que puede sentir un padre al ver a sus hijos llorar por saber que él esta cumpliendo el sueño de su vida, pasar el resto de ésta junto a la mujer que ama.

Una pareja de tres incluso en el altar, la pequeña Isa no se separó de ellos en ningún momento, pieza única en este engranaje de amor incondicional que girará y girará para siempre en sus corazones.

Ellos son Ana y Antonio, dos ases , como la suerte de un jugador en la vida que encuentra el amor.

Se dieron el “si quiero” en la Sala de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga, donde en cada reflejo, las sonrisas y lágrimas eran las protagonistas de una realidad que brillaba ese día entre esas cuatro paredes.

 

 

 

 

 

 

 

Maldita dulzura la nuestra

Boda

Cuando sabes que solo en ese cruce de miradas, un concierto haciendo de teloneros de un sueño que estaba apunto de comenzar, es más que suficiente para poner tu vida del revés, cobrar sentido que al respirar, te traiga el mundo de esta parte, dejar de buscar la felicidad porque esta te atropella y te congela en tan solo un instante, ese instante, vuestro momento.

Ellos son Manu y Vito, dieron todo un concierto de amor y diversión a solo unos pocos privilegiados, pase VIP ganado por toda una vida de amistad incondicional, un unplugged que brillo por si solo.

El molino de Santillán batió récords de ventas, compraron con ellas un nuevo disco que girará para siempre y que en cada track, sonarán notas de amor incondicional, diversión y amistad, con cada acorde, una nueva ilusión, un nuevo sueño que compartir.

¡No dejéis nunca de tocar chicos!

En esta ocasión tuve la suerte de colaborar y formar parte del equipo de Sweet Love, gracias chicos por compartir esta experiencia con vosotros, si puede llamarse así a esta maravilla de día.