Bautizo de Valeria

Bautizo

Cuando Nati me pidió hacer las fotos del bautizo de su hija Valeria me alegré muchísimo. Armado con mi equipo y una gran ilusión que use para poner el máximo de mí ese día, salió todo a pedir de boca.

Desde que llegué a casa de Nati me sentí prácticamente como en la mía, pasé desapercibido para todos menos para Gisela, su hermana mayor, donde estuvimos jugando al ratón y al gato por toda la casa mientras intentaba retratarla sin que se diera cuenta y ella escondiéndose en cada mueble que pillaba, finalmente puedo decir que fue reto superado.

Recuerdo que fue un día caluroso, pero el calor no fue impedimento para disfrutar con ellos de este gran día, no puedo estar más agradecido de que me dieran esta oportunidad, ¡nunca lo olvidaré chicos!